Busquets

a nivel de seleccion y de jugadores contrastados ( es decir en jovenes cuenta mas ) entiendo que no es cuestión de confianza, es de rendimiento.
Y costa tiene un rendimiento optimo ( en el chelsea titualr indiscutible , ganaron la liga , cosa que Morata no ha hecho ni por asomo ) , en el at madrid hay uno con costa y sin costa.
Costa no tiene nada que demostrar, es un jugador contrastado, de un nivel que no hay delanteros centros superiores , habra iguales o de otro perfil.

es como silva, e iniesta , en menor medida Isco (este si es tenr mas fe en el , no por lo que ha hecho a gran nivel ) , su rendimiento es contrastado, simplemente señalo que son 3 jugadores con el mismo rol.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
por supuesto todo es debatible, menos que costa es el delantero centro mejor con mucho con respecto a los otros dos, con Morata seria en efecto un tema mas de fe, pero nunca de rendimiento.
Ademas costa es un jugador, que ayuda muchisimo, que se adapta a jugar con griiezman o hazard, a mi me suena extraño que hazard o griezman sean compatibles con costa y no isco, iniesta y silva
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Vicente del Bosque no se lo pensó dos veces. “Si yo fuese jugador me gustaría parecerme a Busquets”, admitió el salmantino durante el Mundial de Sudáfrica. Un reconocimiento que Julen Lopetegui, ocho años después, también refuerza. “[Si Busi no está] le pueden cubrir dos alternativas; pero no igual, porque no hay nadie como él”, espetó el seleccionador al ser cuestionado por la ausencia de Rodri en la expedición de Rusia. La lista del de Guipúzcoa está repleta de variantes –fruto de la versatilidad que se extiende por todo el bloque- que abren a España la posibilidad de adoptar distintos esquemas o jugar de diferentes formas en función de los escenarios que le vaya planteando la Copa del Mundo. Tres porteros, ocho defensas (centrales y laterales), nueve medios (interiores, mediapuntas y extremos) y otros tres delanteros es, a groso modo, una llamada a filas que no incluye más que un solo mediocentro. Sergio Busquets.
El plantel, dicho de otra forma, ofrece la opción de rotar con total naturalidad todas y cada una de las piezas del once, salvo una. Para la cual, como señaló el propio Lopetegui, la elección –en el hipotético caso de que debiese recurrir a ella- se amplía a dos candidatos (Thiago y Saúl), con la condición, eso sí, de que ninguno ha amamantado de la misma marmita que el ‘Pulpo de Badía’. Sergio Busquets solo hay uno, y todo lo que no sea el mediocentro del FC Barcelona en el epicentro de la acción española implicaría, irremediablemente, alterar el ritmo, la disposición y la armonía; algo que esta selección, como demostró ante Suiza, no está en disposición de llevar a cabo con la misma solvencia. Dicha disyuntiva, sin ánimo alguno de desmerecer a los otros dos futbolistas, queda sujeta a unos términos y condiciones que el fútbol de Busquets –a quien Lopetegui ha querido aclimatar- no contempla.