De mano con Castillejo

El proyecto del Villarreal parecía y es de los más preparados para que cualquier modificación o nueva incorporación lo hiciese con naturalidad. La estructura tenía identidad, el club se conoce a sí mismo como pocos y en plantilla ya había calidad para mantener el nivel. Lo que llegara sería para sumar, pero el inicio ha sido algo confuso. Las bajas en defensa, la conocida de Bruno Soriano y la falta de control, fuese desde el balón o desde el robo, puso algo nerviosos a los futbolistas. Así lo manifestó Trigueros, también el propio Escribá. El fútbol es inmediato y las dudas no esperan.
Para ello parece haber sido importante recuperar la Europa League. Poder competir tres días después puede tomarse como una oportunidad temprana de olvidar lo que no funciona, arrancar con victoria ante equipos de menor calidad y experiencia y poder solucionar lo que había sucedido tanto en el Ciutat de Valencia como en Anoeta. Ante Astana, el Villarreal comenzó a tocar otras teclas.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
En esas primeras jornadas, Escribá no escondió que su equipo había hecho dos partidos de Liga muy malos. Reconocido su submarino por saber acelerar y también silenciar a su oponente con aparente calma, el Villarreal del principio andaba desdibujado. Lo más problemático a nivel de discurso estaba en su mediocampo. Si bien la defensa andaba cogida con pinzas, con un Semedo-Ndiaye ante la Real Sociedad con evidentes problemas de coordinación y liderazgo, suministrar juego y aportar equilibrio sin Bruno, no es sencillo. Ahí entró Rodri y se esperaba a Fornals, cuyo arranque está siendo algo complicado. El castellonense, necesitado de espacio para moverse de manera vertical, está llamado a ser una figura que de movilidad partiendo de un costado. El reto demanda tiempo, pero el jugador no es, ni mucho menos, el problema.

También arriba la misión era interesante de contemplar. Su principal refuerzo, Carlos Bacca, de movimientos calibradísimos pero de potencia más reducida, debía repartirse tareas con el velocísimo Bakambú. El colombiano brilló en Nervión como único ‘9’ pero en Villarreal se estila una doble punta que tuvo a Soldado como armador del ataque, si se quiere fundamental apoyo para crear superioridades y líneas de pases para Bruno y Trigueros. Y Bacca no es exactamente eso. Para responder a esa pregunta, sobre cómo se gestionaría ese enlace, llegó Samuel Castillejo.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
El extremo malagueño, ya asentado en la plantilla, al igual que otros jugadores como Ángel Correa o Iker Muniain, está descubriéndose a sí mismo. Conocido su potencial, concretarlo en fútbol, hacerlo evolucionar también es una cuestión de momentos, seguramente personales. Y Castillejo parece preparado para coger la manija del equipo, no sólo desequilibrando sino mostrando continuidad una vez el desborde se ha generado. Samu integró parte del juego que aún le falta por conocer al submarino, el que conformarán Bacca y Bakambú con más partidos y cuando Bruno Soriano vaya entrando en el once. Ayer, frente al Espanyol, y en general en los últimos partidos, fue el motor de Escribá.

Odrizola

España consumó en 27 minutos una avalancha de fútbol propia de sus jugadores y del momento ilusionante que desprende. El conjunto de Julen Lopetegui mostró todos los rasgos que la definen incluso con tres novedades de calado: Saúl en el pivote, Rodrigo en el ‘9’ y Álvaro Odriozola en el lateral derecho. La incidencia de este último fue entendida y aprovechada por una posesión capitaneada por Thiago, Silva e Isco, inspiradísimos en cada toque, dominadores ante una Albania que replegó con todo pero que asistió al debut de un lateral que llega con tanta determinación y personalidad que acaba por intervenir tantas veces como un centrocampista.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
El impacto fue inmediato y natural. Si bien lo de Isco y Silva fue sublime, es sabido que podrían hacerlo tantas veces como quisieran, pero lo del debutante estuvo a la altura. Para entender brevemente el contexto, Lopetegui armó un clásico 4-3-3 español con una apuesta total, superior en número y calidad, por centrocampistas de control y giro, de los que sólo España tiene en cantidad. Partiendo desde banda, Isco y Silva, desde los interiores Koke y Thiago, y en las alas, dos balas, Alba y Odriozola. La posesión de España, si quiere decirse aposicional, con puntos de partida muy diferentes a los de llegada, fue precisa y preciosa, jerárquica en cada movimiento.

Ahí entró Odriozola con la bandera de la frecuencia. El lateral vasco se caracteriza por estar, aparecer y romper indistintamente. Empieza las jugadas siempre muy arriba y entiende con inteligencia la línea defensiva del rival para estirarla con rupturas si en este caso los de Panucci buscaban achicar, o esperaba fijando si la posesión se asentaba arriba para castigar la basculación albana, muy pendiente de la sobrecarga que los centrocampistas más Ramos hacían por el sector contrario. España protegía, tocaba y elaboraba hasta que llegaba a Odriozola para profundizar. Cuando el lado fuerte del ataque se acercaba a él, su lectura de los espacios y de la pelota fue igualmente sobresaliente, limpiando a Silva zonas interiores con arrancadas, desmarques y diagonales que reducían marcas sobre el canario. Ganada tanta altura ofensiva, los demás podían abandonar posiciones para ir apareciendo a espaldas de las líneas albanas y plantarse ante Berisha.

El otro ‘debutante’ en la era Lopetegui, Rodrigo Moreno, fue todo lo ‘9’ que le requirió el partido. Muy consciente de no sobrecargar con apoyos una mediapunta que necesitaba aire, el valencianista se movió con precisión, bien a los palos, alejándose o acercándose en el área con respecto a cada jugada. España jugó un fútbol extraordinario en el que todos brillaron, especialmente Odriozola, un lateral en sintonía con la idea.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Saúl poco exigido pero muy concentrado en apoyar a los mediapuntas por detrás, más que en equilibrar las transiciones, por ahí bien, pienso. Y Thiago me gustó mucho. La verdad es que España jugó fenomenalmente bien y además nunca le faltó profundidad ni remate, todos los centrocampistas se relevaron para sumar llegada al área.
Isco, Silva y Thiago bordaron el fútbol típico de España.

Campeón

Atlético de Madrid intentará conquistar la tercera Liga de Europa de su historia, el miércoles en Lyon, frente a un Marsella que llega a la final con hambre de títulos y con la sensación de estar ante una ocasión histórica.
En la última década, el Atlético ha sido una presencia habitual en las finales europeas, siempre en años pares, ganando dos Europa League (2010, 2012) y cayendo por muy poco en las finales de la Liga de Campeones en 2014 y 2016, en ambos casos contra el Real Madrid.

Eso ha dado un estatus continental actualmente a los españoles que no tiene el Marsella, que afrontará la quinta final de su historia en las competiciones europeas.

El Marsella ganó en 1993 la Liga de Campeones, la joya de la corona, que es la gran asignatura pendiente del Atlético, pero en la Europa League el club francés cayó en las dos finales anteriores que disputó, en 1999 y 2004, cuando el torneo se conocía todavía por su anterior denominación, Copa de la Uefa. Francia nunca ganó esta competición en el pasado.

Pero más allá de los datos históricos, el Atlético y el Marsella se juegan en este partido su temporada. Para el Atlético, que tiene muy cerca el subcampeonato en la Liga española y que ya tiene un billete para la próxima Liga de Campeones, sería la ocasión de terminar a lo grande un curso marcado en el principio por su mal papel en la fase de grupos de la Champions, donde fue superado por Roma y Chelsea, lo que le eliminó del gran torneo europeo y le hizo pasar a disputar la Europa League desde los dieciseisavos de final.

En el caso del Marsella, cuarto en la Ligue 1 francesa a una jornada para el final, su objetivo de ganar un pasaje a la próxima Liga de Campeones está en el aire ya que necesita acabar dentro del podio y está a un punto del tercero, el Lyon, con lo cual no depende de sí mismo.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
Ganar la Europa League le permitiría clasificarse automáticamente para la Liga de Campeones y afrontar la última jornada francesa sin dramatismo.
Simeone, suspendido
“El Atlético tiene más experiencia, pero todo se juega a un partido y todo parece más posible”, declaró el entrenador de los franceses, Rudi Garcia, en la conferencia de prensa de la víspera del partido.

En los días previos a la final, al Marsella le surgieron varias dudas por lesiones de jugadores (Dimitri Payet, Bouna Sarr, Rolando, Konstantinos Mitroglou), pero en todos los casos los mensajes fueron tranquilizadores este martes.

En el Atlético de Madrid, la principal baja estará en el banquillo, con Diego Simeone suspendido por su expulsión en las semifinales ante el Arsenal.

Su ayudante y hombre de confianza, Germán ‘Mono’ Burgos, será su sustituto, como en la vuelta de las ‘semis’ ante el Arsenal en el Metropolitano.

“Cada minuto que pasa, las emociones van creciendo. Los jugadores están bien y es el momento de darles tranquilidad, que la experiencia que tenemos sirva para desarrollarnos de la mejor manera. Hay que entregarse con el corazón”, comentó Simeone este martes.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
El uruguayo José Giménez y Vitolo Machín estaban en duda por problemas físicos, pero viajaron a Lyon y estarían en principio disponibles.

La final de la Europa League se disputará con un dispositivo de seguridad reforzado y “excepcional” por temor a altercados, especialmente por la gran rivalidad entre los ultras del Marsella y del Lyon.
Alineaciones probables:
Atlético de Madrid: Oblak; Vrsaljko (o Juanfran), Savic (o Giménez), Godín, Lucas Hernández (o Filipe Luis); Koke, Saúl Ñíguez, Gabi, Correa; Griezmann, Diego Costa. DT: Germán Burgos (ARG), en reemplazo del suspendido Diego Simeone.

Marsella: Mandanda; Sakai, Rami, Luiz Gustavo, Amavi; Anguissa, Sanson; Thauvin, Payet (cap), Ocampos y Germain. DT: Rudi Garcia (FRA).

Árbitro: Bjorn Kuipers.

Campeón

El equipo francés comienza a atacar con permiso del Atlético de Madrid. De a poco van inclinando la cancha a su favor, aunque no llegan con mucho peligro.
El equipo español salió en la segunda parte a cerrar el compromiso. Subió sus líneas y esperaba el error rival. Así robaron el balón, Koke le cedió el balón a Griezmann y el francés la picó con delicadeza para anotar el segundo gol.
Luego de que Atlético anotara el primer gol del partido, el domino del equipo español fue grande. No hubo grandes acciones de peligro, pero los franceses no pudieron vulnerar a sus rivales.
La figura del Marsella no pudo continuar en el partido por molestias físicas. Todos sus compañeros lo abrazaron, mientras el volante salía entre lágrimas. Duro golpe para el equipo francés.
Cuando un equipo erra goles, lo paga. Así le pasó a Marsella. Tuvo varias opciones para irse adelante, pero falló y en una mala salida de la defensa, Griezmann robó el balón y quedó solo para anotar el 1-0.
Marsella no quiere sorpresas y su idea es lastimar primero. No solo roba el balón rápidamente, sino que se desdobla por las bandas para ganar terreno de juego. Los remates de larga distancia comienzan a aparecer. Sarr llevó susto al arco del equipo español.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
El equipo francés, como es costumbre, salió desesperado a robarle el balón a Atlético de Madrid en la parte alta de la cancha. No quieren darle respiro a su rival. Así fue como Payet le filtró un balón a Germain, pero que el delantero desaprovechó.
Información previa
El uruguayo José Giménez, que había estado en duda por un problema físico, y el argentino Ángel Correa fueron incluidos por Diego Simeone en su once titular para la final de la Europa League, este miércoles en Lyon.

Giménez, que se había retirado de la sesión de entrenamiento del domingo, estará en el centro de la defensa junto a su compatriota Diego Godín. El montenegrino Stefan Savic empezará como suplente. Por su parte, Correa entra en el once en el medio del campo, en detrimento del ghanés Thomas Partey.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
La otra duda estaba en el lateral izquierdo, donde el francés Lucas Hernandez fue preferido en el once al brasileño Filipe Luis, recién recuperado de una lesión y con menos rodaje. En ataque, como se esperaba, Simeone confió en su dupla estrella Antoine Griezmann-Diego Costa.

En el Marsella, Dimitri Payet, baja en el último partido liguero del equipo por una “alerta muscular”, pudo entrar como se esperaba en el once de Rudi Garcia. El brasileño Luiz Gustavo, que podía ser utilizado en varias posiciones, ocupará finalmente junto a Adil Rami el centro de la defensa marsellesa.
Atlético de Madrid intentará conquistar la tercera Liga de Europa de su historia, el miércoles en Lyon, frente a un Marsella que llega a la final con hambre de títulos y con la sensación de estar ante una ocasión histórica.
En la última década, el Atlético ha sido una presencia habitual en las finales europeas, siempre en años pares, ganando dos Europa League (2010, 2012) y cayendo por muy poco en las finales de la Liga de Campeones en 2014 y 2016, en ambos casos contra el Real Madrid.

Atletic vs Arsenal

El Atlético hizo lo que sabe hacer – sacar el máximo partido a circumstancias que no le favorecen. Con la libertad y agresividad de los del Arsenal, tengo la sensación de que el resultado habría sido mucho menos positivo para los atléticos si hubieran jugado con 11. La expulsión activó ese gen guerrero que, tras las resacas de las dos finales de Champions, parecían haber perdido los colchoneros. Cuando se sucedieron temporadas con gran éxito, vinieron las expectativas, el ganar sin despeinarse.. 
Encontrarás las novedades sobre camisetas de futbol de clubes y selecciones.
Buenas noticias para el Atlético, aunque tengo que reconocer que a mí el Arsenal me gustó también
supongo que yo tendría que haber sido colchonero para comprender porque hinchas del Atleti dicen preferir a Courtois. Comprendo lo de la seguridad aerea y tal, pero es que a día de hoy en la elite, portero que no le haga milagros a su equipo, no se si decir restar, pero definitivamemte que será menos determinante.. ” 
Desde el máximo respeto a todas las opiniones, no me parece tan tan difícil de entender para el espectador neutral. 
No sé ahora en el Chelsea, pero Courtuois hizo unos cuantos milagros estando en el Atleti, el equipo campeonó en varias ocasiones, y el jugador peleó por prolongar su cesion en Madrid, con riesgo de enemistarse con su futuro entrenador Mourinho. Dejó un gratisimo recuerdo entre la hinchada, de modo que en el hipotético caso de que Oblak dejara el equipo, somos muchos los que opinamos que sería buena solución un canje por Courtuois + cash. 
Las preferencias no se basan unicamente en aspectos exclusivamente deportivos, pero esto pasa en el Atleti y en cualquier otro equipo. En la acera de enfrente, sin ir más lejos, recuerdo el debate Higuain vs. BenzemáCamisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
En el fútbol si juegas bien, que no es lo mismo que bonito, es más fácil ganar. Y el Atlético del Cholo suele jugar muchas veces bien o muy bien en eliminatorias.
Respecto a lo de Courtois por delante de Oblak, ya te contestará Permafr0st, el principal ideólogo de esa cuestión por aquí  . Es ligera, pero nítidamente superior Oblak, creo yo, más que nada porque me parece que está un escalón por encima del resto, de ese top 3 (ó 4) que todos manejamos y en el que se mueve el belga. Lo que ganas con el esloveno compensa sobradamente la pérdida aérea innegable, especialmente ante un Atleti cada vez menos tendente a la defensa atrincherada en su día a día (aunque resulte cómico comentarlo hoy, tras lo de ayer  ). Dicho esto, también influye un tema de sensaciones. La mejor defensa replegada, aquí y fuera (y, probablemente, en décadas) fue con Courtois, y eso marca a muchos, porque además él era crucial descolgando balones, haciendo los asedios, cuando se daban, más llevaderos. Pero yo no los cambiaría nunca, coincido, aunque si se fuera el esloveno traería a Courtois en el acto. 
Sí, Godín volvió a ser imperial en Europa, donde “importa”. Y la parada de Jan, por momento y dificultad… me parece una barbaridad. Nada que ver con la del inicio, que le iba más al cuerpo. Esa sensación de ver un remate que sabes que es gol y, de repente, sorprenderse con la mano del genio esloveno es impagable.

Altletic vs Arsenal

Yendo a lo bonito, el fútbol y la épica que disfrutamos
Es evidente que resulta crucial tener a Oblak, Godín (qué partido del uruguayo) y Griezmann ayer, que las individualidades son fundamentales en el fútbol. Dicho esto, ayer escribí sobre el tema en el hilo pre partido y me salía decir: 
Al final, el Arsenal ha sido el Arsenal… y el Atleti de Simeone ha sido el Atleti de Simeone. 
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
El partido de ayer no se entiende sin ninguno de esos dos facotres, el equipo que se crece en la adversidad, y que en ese tramo del minuto 25 a poco después del descanso, cuando deshincha al Arsenal con balón y subiendo líneas y tirando de oficio, demostró ese “no se qué” que tiene un club del TOP 4/5 y de lo que carecen el resto. Es un tema de chip mental, no sólo futbolístico, y esa es la razón de que a ciertos equipos les cueste darlo, lleva tiempo, depende del material humano que tienes, de momentos grande ssuperados… por eso me cuesta creerme al PSG y al City, por ejemplo, y por eso mismo el Bayern, pese a las múltiples bajas y el resultado adverso, nunca perdió la cara al partido. Es algo importante, y algo que vemos constar en acta todos los días que hay un aprtido importante. 

Y decía también que, dentro de la debacle que supone una expulsión (y ésa, que puede desquiciar a quien la vive y repercutir aún más en el encuentro)… al Atleti le hizo un favor en lo emocional. Igualó muchas cosas que no lo estaban, como la motivación (entiéndase por ilusión, que estaba de lado unívocamente gunner antes) y la sensación de responsabilidad de ganar, que era solamente colchonera previamente. Luego vino la memoria competitiva, llámese X, y el talento de Antoine, claro. EL partido pudo acabar 1-0 perfectamente, pero dejó claro qué equipo es grande, no solamente bueno. Al final, el Atleti ha sufrido y sobrevivido a situaciones similarmente adversas en el Camp Nou, al infierno de Munich durante 45 minutos… y el Arsenal viene siendo anticompetitivo durante mucho tiempo, aunque luego gane de vez en cuando una copa a nivel local. Y todo eso se notó, se vio en la… ¿resignación? con la que los londinenses aceptaron que no iban a ganar un partido donde habían tenido, durante 83 minutos (!), superioridad numérica. Al final, Kosciellny es lo que mejor representa a este Arsenal; un tipo con muchísima experiencia, en un partido controlado, que se saca de la manga la enésima pifia inadmisible en un día señalado. Simpatizo con el Arsenal, me cae bien, y aunque ayer me beneficiara, reconozco que es una pena ver un equipo que ha recogido el testigo de la calamidad que antes tuvo el Atlético. 
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Veremos la vuelta. Hasta aquí, chapó por la barbaridad de Godín ayer, demostrando que le queda fútbol de sobra para días grandes, aunque en la regularidad liguera esté mostrando el inicio de un bajón debido a la edad. Y, claro, Oblak y Antoine.